Miscelanea

El primer contacto

30/10/2015

Qué tal?, cómo estáis?, adelante.

Estoy con ellos por primera vez, acabamos de conocernos en la entrada y hemos caminado juntos unos metros hasta llegar al despacho, ahora sentados, nos miramos expectantes. Les miro y me presento. Siempre que conozco a una pareja nueva pienso en los encuentros y desencuentros que habrán tenido hasta llegar aquí, a este momento de la mañana o de la tarde que para ellos puede marcar un punto de inflexión en su proceso como familia.

Como es nuestra primera sesión, tendría que presentarles el centro y hablarles de los objetivos y reglas de la mediación, estamos supuestamente en una sesión informativa.

Sin embargo no me siento cómoda haciendo eso. Hace ya tiempo que no. En el vivo y en el directo de estar con las parejas, compruebo que no encaja, al menos a mí, y también que si lo hago, me separo de quienes están ahí, de alguna manera desaparezco y me hago invisible. A veces, sin embargo me sigue pasando, lo confieso, recién llegada de vacaciones es más fácil activar el piloto automático y “contar lo tuyo” y he vuelto a hacerlo esta misma mañana. “La mediación es un método de resolución de conflictos….” Me he fijado, eso sí, que cuando he comenzado a contarles, él se ha puesto a buscar algo en su cartera y ella tenía la mirada ausente. Han desconectado los dos, como yo.

stock-photo-34242498-we-build-relationships-concept

Desde mi experiencia, la charla sobre los principios y reglas de la mediación en la primera sesión o sesión informativa, corta e impide que los mediadores conozcamos a quienes se sientan a nuestro lado y que ellos nos conozcan, que nos vinculemos, que aprendamos a saber cómo nos miramos, nos movemos y respiramos todos. En muchas ocasiones además, la demanda de mediación tampoco está clara y hay que valorar…Las reglas y normas vendrán, como todo, compartiremos información y trataremos de resolver dudas, pero primero conozcámonos, generemos confianza, afiancemos el espacio.
En esta línea está el estupendo artículo de Ignacio Bolaños “Reescribiendo el futuro” (en la Revista Mundo Mediación. Original y distinta su forma de contar cómo “estar” en esos primeros momentos-.

Más recientemente he leído un fantástico artículo que me recomendó Ignacio Martínez Mayoral, de –The Negotiation Club– Es de Elizabeth Stokoe y se llama “Overcoming Barriers to Mediation in Intake Calls to Services: Research-Based Strategies for Mediators”. Habla acerca de cómo algunos de los mensajes con los que los mediadores divulgamos qué es la mediación y cuál es su “normativa”, resultan muchas veces disuasorios para los clientes, entre otras cosas porque, sin que nos demos cuenta, hablamos y aconsejamos la mediación desde lo que no es, definiéndola en términos negativos.: “Si no vienen las dos partes, no podemos empezar”; “si no vienen voluntariamente no podemos obligarles”; “ pero ¿no han intentado ya hablarlo antes?”; “Nosotros no nos posicionamos a favor de ninguno…, somos neutrales”.

Yo creo que saber “estar con” en la primera o primeras sesiones, es básico para iniciar un proceso de acompañamiento en el que los mediadores somos uno más y creo también que es necesario revisar cómo divulgamos qué es la mediación y cómo se trabaja en ella.

Por eso prefiero que charlemos y nos conozcamos un poco: ¿cómo estáis?, ¿tenéis hijos?, ¿cómo se llaman?, ¿cómo les va?, ¿de qué os apetece hablar?, ¿qué os preocupa…Así ellos y yo podemos ver si seguir juntos en mediación algunas tardes o mañanas más, las que ellos quieran, las que todos veamos necesarias.

No hay comentarios

Deja un comentario