All Posts By

Guadalupe Viola

    Miscelanea

    Learning by doing: aprendiendo de errores en mediacion

    13/11/2015

    Hace ya bastantes años, en uno de sus talleres, Marinés Suares, mostró un vídeo en el que cometía un error interviniendo en una sesión de mediación. Nos invitó a todos a detectarlo y lo hicimos, no hizo falta mucho tiempo, la verdad, porque saltaba a la vista.
    Me sorprendió su humildad y también lo que dijo, que lo había editado a propósito, porque no hay nada mejor para aprender y corregirse que ser consciente de haberse equivocado. De la misma opinión son William G. Bassler y Jack P. Levin que escriben en su artículo Mistakes Mediators Make acerca de los errores del mediador como una forma de ayudarle en su a veces solitario camino
    Me gustó el gesto de Marinés y cada día que pasa estoy más de acuerdo con ella; de lo que más aprendo, si hago el ejercicio de reflexionar y analizar después, es de mis equivocaciones. Así que desde el lugar que ocupo y, por si puede servir a alguien, os cuento uno de los más recientes.

    Fue este verano en una mediación en ruptura de pareja en la que había un fuerte desequilibrio económico entre los dos y en la que además, había un fuerte desequilibrio a nivel de información acerca del impacto que eso podría conllevar en sus acuerdos económicos futuros.
    Recuerdo que él, que era quién ganaba más, no paraba de hacerme preguntas de contenido legal: ¿Y si quiero cambiar este acuerdo en el futuro porque mis condiciones económicas han variado?, ¿y si quiero que este acuerdo sólo dure tres años? Y ella entonces “¿cuáles son las consecuencias económicas para mí?”. “Yo he ganado mucho menos dinero que él, porque ambos decidimos que yo me encargaría de los niños, ¿acaso yo no merezco ser compensada por ese “trabajo”?”.” Pero si hicimos separación de bienes, pues que cada uno se quede con lo suyo y ya está”.
    En el fragor de la sesión, yo intentaba centrarme en “dar información legal que no perjudicase a ninguno”, información “objetiva”. Lo cierto era que, a medida que daba esa “información”, iba comprobando cómo aumentaba la actitud a la defensiva de él y la pasividad de ella.

    Estaba perdida. Buscando ese lugar complicado y abstruso denominado “neutralidad”, me había podido la abogada que llevo dentro, esa que, dando información, desea convencer, llevar razón y, también hay que reconocerlo, quedar por encima. Esa también que detecta el desequilibrio de poder cuando la información no circula de igual forma para las personas que intervienen en mediación y que, ante las “injusticias”, sale a capear el temporal. Error.

    4923841670_f60ef4ecb6_oSin darme cuenta y para equilibrar el poder, había dejado de propiciar que ella fuese más proactiva. Era yo la que había ocupado su lugar y me había puesto a negociar con él; en el fragor de la tensa sesión me había convertido, dando información legal, en la abogada de ella y él había pasado, de estar junto a mí, a estar contra mí.
    El conflicto se había estrechado y yo lo miraba ya con los mismos ojos que ellos. Analizándolo como si sólo se tratase de un conflicto legal, y no de un conflicto con otras muchas variantes, mucho más amplio, con más matices. Uno de los errores más comunes de los abogados mediadores.

    Me di cuenta de que no había detectado con suficiente antelación el momento sutil en que los mediadores, sea cual sea nuestra profesión de origen, debemos saber que ha llegado la hora de derivar a asesoramiento jurídico a nuestros clientes. Se me había escapado.. Normalmente en ruptura de pareja, esos momentos son aquellos en los que hay que decidir sobre asuntos económicos. Esa al menos es mi experiencia.

    Es entonces cuando se hace necesario informar a nuestros clientes que es adecuado que se asesoren con un abogado. Pero a veces no es fácil detectar el momento justo. De hecho creo que a los mediadores que, además somos abogados, nos cuesta más. Tampoco es fácil derivar a un abogado cuando se está dentro de un proceso de mediación. Muchas veces corremos el riesgo de quedarnos sin clientes. Más de una vez me ha ocurrido. Entonces ¿qué hacer?.

    Aunque sigo aprendiendo en este tema, voy sacando algunas conclusiones que comparto. Creo que es importante estar atenta al momento en que los temas económicos van a salir y a cómo esos temas van a afectar a la pareja por el tipo de interacción que tienen. Según sea ésta, podrá ser un tema más o menos conflictivo.
    Por otro lado, si tengo que derivar a un abogado, procuraré seguir los consejos de Peter Lovenheim y Lisa Guerin en su artículo “Mediation: Do you still need a lawyer?”. Primero me informaré si mis clientes quieren hacer una consulta puntual o quieren que les asesoren y acompañen durante todo el proceso de mediación. En segundo lugar me aseguraré de dos aspectos:
    – Que se trate de un abogado que ya ha trabajado con clientes que estaban en mediación.
    – Que sea un abogado que se ha formado en mediación.

    Puede que así, con estos errores vaya mejorando, quién sabe. O quizá lo que suceda es que cada vez vaya importándome menos equivocarme, por lo que aprendo con ellos, como le pasa a la sabia Marinés.

  • Miscelanea

    Mediando, pero con una condición

    La primera vez que vi a María, en una sesión individual, ella estableció una condición: empezaría la mediación para separarse de su pareja, cuando él le reconociera todo el daño que le había hecho…

    06/11/2015
  • Miscelanea

    El primer contacto

    Qué tal?, cómo estáis?, adelante. Estoy con ellos por primera vez, acabamos de conocernos en la entrada y hemos caminado juntos unos metros hasta llegar al despacho, ahora sentados, nos miramos expectantes. Les miro…

    30/10/2015
  • Miscelanea

    Declaración de intenciones

    Es nuestra primera sesión y sentados ya los tres en “mediación” les pregunto qué es lo que quieren y cómo les puedo ayudar. La respuesta me sorprende, una vez más. “Yo lo que quiero…

    23/10/2015
  • Bienvenida

    Empezamos

    ¿Se puede saber todo lo que hay que saber en #Mediación_Familiar? Creo que no. Yo aún no, porque creo que ser mediadora familiar es estar en un aprendizaje continuo, en un “aún” infinito; es…

    14/10/2015